Skip to content
10empresa

Administración por objetivos: de qué se trata

administración por objetivos concepto

Como habrás podido apreciar con la lectura de nuestros distintos artículos, existen diferentes formas de administrar una empresa. En cada uno de nuestros posts nos dedicamos a estudiar estas tendencias de manera pormenorizada; hoy es el turno de la llamada “administración por objetivos”. ¿En qué consiste? ¿Cómo se aplica? ¿Para qué sirve? Respondemos todas tus preguntas.

No te muevas de nuestra plataforma virtual, pues ponemos a tu disposición el análisis que estabas esperando obtener. Combinamos fuentes fidedignas de información con enlaces confiables y el asesoramiento de un equipo de profesionales, para darte un informe de primera calidad. Créenos: estás en el sitio indicado para asesorarte.

Descubre ahora en qué consiste la administración por objetivos, cuáles son sus fundamentos y premisas elementales, en qué ámbito se aplica y por qué es importante conocerla. No dejamos ningún detalle al azar y analizamos la cuestión desde múltiples puntos de vista.

Qué es la administración por objetivos

Hagamos un poco de historia para ubicarnos en el contexto correspondiente. El término que nos ocupa surgió alrededor de los años ’50, mientras Estados Unidos -y en consecuencia, gran parte de las economías del mundo- se encontraban sumidas en la depresión que siguió a la caída de la Bolsa de Nueva York en 1929. La administración basada en objetivos surgió primero como una propuesta alternativa de control financiero, para hacer más eficiente la gestión del dinero, las deudas y el capital dentro de las empresas; con el tiempo, el sistema fue trasladado a la administración misma.

La propuesta fue creada con miras a un objetivo muy particular: mejorar la eficiencia de las organizaciones a través de la demarcación precisa de metas (financieras, contables, monetarias, etc.). De esta manera, se evitaría el gasto innecesario de recursos mientras que se incrementarían las posibilidades de aumentar la producción y obtener mejores ingresos en la industria.

Luego de esta breve contextualización, definamos más concretamente el término que nos ocupa. Llevar adelante una administración por objetivos implica pensar en metas empresariales que se convertirán en medidas de desempeño, a ser puestas a prueba periódicamente. Tal evaluación implicará tanto la toma de medidas de corrección como el otorgamiento de recompensas de acuerdo a los logros alcanzados.

En esta tendencia, se parte desde una base de objetivos generales que se segmentan poco a poco en los distintos aspectos de la organización, hasta que se vuelven específicos para cada una de las áreas que forman la compañía. Incluso, algunos administradores que son más rigurosos llegan a diseñar y plantear objetivos de corte personal para cada uno de los miembros de la entidad.

Por lo anterior, la participación de los empleados resulta crucial para una satisfactoria implicación en el proceso de cumplimiento de las metas empresariales. En efecto, la administración por objetivos es una tendencia o forma de administración eminentemente participativa, que demanda el activo involucramiento de todos los miembros de la organización en la tarea. Es fundamental que los altos mandos de la firma se comprometan con la iniciativa e inciten a los subordinados a hacer lo mismo.

Si bien su eficacia ha sido ampliamente comprobada al momento de ordenar y mejorar la gestión de los recursos disponibles en una empresa, lo cierto es que no representa una fórmula mágica; es decir, puede haber problemas serios dentro de la compañía que no se solucionen solamente con una administración más eficiente.

Es muy, pero muy importante seguir paso a paso el proceso específico para instaurar este sistema dentro de la organización y hacer que funcione. Por otra parte, hace falta tener en cuenta que la implementación de la administración por objetivos es de naturaleza más bien lenta y paulatina; si se acelera el proceso y se saltan partes, es probable que solo se llegue a un rotundo fracaso.

Además, esta tendencia administrativa tiene que ser aplicada globalmente a toda la firma y no de manera parcializada (por ejemplo, solo en el sector de Finanzas o en el de Personal). Es fundamental mantener en mente una concepción holística de la administración por objetivos y llevarla a todas las áreas de la empresa.

Tal como afirman los expertos, esta forma de administrar representa una visión global de la compañía en su conjunto y por eso no constituye asunto exclusivo de los niveles más operativos. Por otro lado, es fundamental monitorear los resultados obtenidos a lo largo de todo el proceso y luego hacer una retroalimentación. La evaluación permitirá comunicar al personal cuáles fueron los aciertos y errores en la implementación del nuevo sistema.

Pues bien, tras la lectura de este apartado acabas de conocer en qué consiste la administración por objetivos y cuáles son sus fundamentos esenciales. Para completar el tema, te proponemos pasar a la siguiente sección, donde pondremos en contraste lo mejor y lo peor de esta propuesta.

administración por objetivos características
Importancia de la administración por objetivos

Ventajas y desventajas de la administración por objetivos

Ya que eres tú quien debe decidir si implementar la administración por objetivos en tu propia empresa, necesitas tener a mano la mayor información posible al respecto. A continuación te presentamos un panorama de los puntos a favor y en contra que plantea esta corriente, para que puedas discernir si te conviene adoptarla o no.

Tal y como hemos aclarado en otros posts de nuestra autoría, no hay una propuesta que sea perfecta; la adaptación de un modelo administrativo u otro dependerá de numerosos factores y su éxito, de la correcta implementación aunque también de las circunstancias contextuales en que se vea envuelta la empresa. Veamos, entonces, las ventajas y desventajas que puede ofrecer este tipo de administración al interior de una organización dada.

Ventajas

  • Como las metas que se plantean están muy bien diferenciadas, cada persona dentro de la planta conoce exactamente su rol en la misma.
  • La administración por objetivos es una invitación a mejorar el proceso administrativo en todas sus fases (planificación, ordenamiento, monitoreo y evaluación), por lo cual es posible obtener un proceso optimizado, mucho más consistente.
  • Asegura el compromiso en el trabajo armónico por parte de todo el personal.
  • Permite establecer objetivos específicos para cada área o sector de la empresa, lo cual aporta claridad en los procesos a seguir.
  • Delimita metas conjuntas en términos temporales para aspirar a la máxima efectividad posible en el desempeño de cada departamento.
  • Aspira al logro de los objetivos generales de la organización, y por ende propicia el trabajo armónico de toda la planta.

Desventajas

  • Pueden llegar a fijarse metas muy de corto plazo para evitar correr riesgos.
  • Resulta una metodología de administración desconocida para un gran número de personas, y por eso podría haber errores en su implementación, tanto desde la dirección como desde las propias operaciones.
  • Demanda la creación de una amplia variedad de documentos (por lo menos en las primeras fases de implementación).
  • Implica un fuerte compromiso de todos los sectores empresariales y su implementación lleva tiempo; en consecuencia, puede resultar lenta e ineficaz.
  • Compromete a los altos mandos con su participación y presencia constantes, lo que puede resultar agobiante para algunos gerentes.
  • Requiere cierto entrenamiento y capacitación, al menos desde los encargados de su implementación y puesta en marcha en los primeros estadios.
  • Si se plantean objetivos equivocados en el plan organizacional, nunca se alcanzarán los resultados deseados, porque se seguirá un camino que no será el adecuado. Entonces, hay que tener mucho cuidado con el diseño de las verdaderas metas del negocio.

Ya lo ves: es evidente que ningún sistema de administración es perfecto por más de que en la teoría aspire a ello. Depende de las necesidades de la propia organización, las posibilidades de recursos y tiempo, la situación del entorno y el modelo de negocio de la empresa el hecho de implementar la administración por objetivos u otro tipo de plan administrativo.

ventajas de la administración por objetivos
Para qué sirve la administración por objetivos

Por desgracia no nos queda más espacio libre para continuar analizando esta cuestión con la profundidad que quisiéramos, pero solo hemos tratado de hacer una introducción al tema para que conozcas sus puntos primordiales; si deseas seguir investigando por tu cuenta, te aconsejamos checar la data de este link. Aclaramos que solo consignamos fuentes de consulta confiables para que no corras ningún tipo de riesgo.

Hasta aquí hemos relevado el concepto de “administración por objetivos”, hemos visto la importancia que tiene para lograr una gestión orientada a las metas organizacionales y cuáles son tanto los pros como los contras de esta tendencia. Y tú ¿qué opinas al respecto? ¿Conoces alguna firma que haya implementado esta forma de estructuración y funcionamiento? ¿Te parece que podría resultar útil para tu propio emprendimiento?

Estás invitado a consignar tu opinión en la caja de comentarios que se encuentra justo aquí debajo del post. Nos encanta conocer la postura de nuestros lectores y plantear interesantes debates en torno a los temas que compartimos. La idea es que podamos crecer en conjunto y dominar cada tópico con una perspectiva amplia.

Fuentes

  • Caballero Sánchez de Puerta, Pilar (2014) Dirección y estrategias de ventas e intermediación comercial. España: CEP Editorial.
  • Llopis Taverner, J. y Claver Cortés, E. (2002) Manual de administración de empresas. Madrid: Civitas.