Skip to content
10empresa

Contabilidad administrativa: ¿en qué consiste?

contabilidad administrativa ejemplos

Como habrás podido percibir si has leído algunos de nuestros informes, existen varios tipos distintos de contabilidad. Cada uno de ellos apunta a distintos objetivos, ordena la empresa de una forma determinada y se basa sobre principios muy específicos. Pues bien, en el post de hoy hablaremos acerca de la contabilidad administrativa. ¿Qué es, para qué sirve, cómo se aplica? Chécalo aquí.

En esta publicación te proponemos descubrir la definición del término, las características elementales de esta clase de contabilidad, el importante rol que juega dentro de las organizaciones y un interesante listado de ejemplos con su aplicación práctica en la realidad empresarial. Hemos preparado un post especializado con el asesoramiento y experticia de nuestro grupo de profesionales: ¡sácale partido!

Lamentablemente, no todos los emprendedores considera que esta orientación contable resulte de utilidad para su negocio; sin embargo, el hecho de que la mayoría de las grandes empresas se valgan de la misma nos está diciendo algo. Lo que suele hacerse, hablando en términos de actividad económica, es emular aquellas conductas y estrategias que han llevado al éxito a marcas de renombre, que han alcanzado una excelente posición dentro del mercado.

En fin, a continuación conocerás los atributos elementales de la contabilidad administrativa y los beneficios que brinda, es decir, las razones por las cuales muchos empresarios deciden invertir en ella. Adelantamos que se trata de un ítem muy importante de la planificación organizacional siempre que se pretenda llevar a cabo un buen control de los procesos efectuados y orientar a la firma al logro de objetivos.

Importancia de la contabilidad administrativa

Luego de la introducción que hemos hecho, resulta válido que te preguntes por qué nos hemos encargado de confeccionar un post específico acerca de la contabilidad administrativa. Pues bien, déjanos decirte que se trata de un componente de gestión fundamental dentro de cualquier empresa. No debería dejarse de lado a pesar de que –como explicamos más adelante- no se trata de un tipo de contabilidad obligatorio para ninguna organización, sea del rubro que sea.

Se trata de un sistema que aporta información al sector administrativo para que este pueda llevar a cabo la planificación estratégica y tomar las mejores decisiones para el devenir de la entidad. Los informes elaborados son de carácter exclusivamente interno y se dirigen tanto a los dueños como a los administradores de la firma para que puedan evaluar consistentemente el grado de cumplimiento de los objetivos, estándares y políticas ya establecidos por el área directiva.

Ya que tienes una noción del concepto de “contabilidad administrativa”, checa ahora los principales motivos de su gran importancia con respecto a cualquier firma:

  • Proporciona información sumamente útil (y prácticamente imprescindible) para calcular el costo de servicios, productos, procesos, materias primas, equipos y otros ítems con una injerencia económica dentro de la organización.
  • Permite, al sector directivo, trazar los lineamientos estratégicos de corto, mediano y largo plazo para la firma.
  • Apoya y viabiliza el proceso de la toma de decisiones, a través del aporte de reportes certeros y actualizados, con datos concretos y relevantes.
  • Representa un fuerte apoyo a la gestión administrativa; sirve como técnica de retroalimentación para las distintas áreas y personal de la entidad.
  • Permite evaluar el rendimiento de los distintos sectores y la cadena de responsabilidad en el grado de alcance de las metas previstas.
  • Motiva al personal (fuerza de trabajo y área gerencial, en fin, al recurso humano) para que se desempeñe a favor de los objetivos de la entidad.
  • Contribuye mucho en cuestiones operacionales de la planificación estratégica empresarial, como por ejemplo el diseño del modelo de coste a seguir, el cálculo del presupuesto o la gestión de los plazos de tiempo disponibles.
  • Colabora, gracias a la información que obtiene, en la eficaz utilización de los recursos de la firma en función de sus metas originales.
  • Comunica a tiempo qué desea el sector directivo de la firma a los subordinados.
  • Brinda instrumentos precisos para evaluar el grado de cumplimiento de las metas (es decir, los resultados) alcanzado en un X periodo de tiempo.
  • Vuelve más sencilla la detección de problemas en las operaciones desplegadas, gracias a los informes que produce en cada sector de la firma.
  • Habilita una mejor administración en términos generales, brindando especificaciones para implementar acciones de corrección o de optimización.
  • Provee un control pormenorizado de todas las actividades, procesos y personal en la empresa, pero desde una perspectiva integral.
  • Está a cargo de personal especializado dentro de la firma (auditor, contralor o contador, en su defecto). Requiere de conocimientos muy específicos sobre contabilidad y una excelente capacidad de interpretación de datos provenientes de procesos concretos.
  • Tiene que ser llevada a cabo con discreción, pues la información que brinda no se publica hacia el afuera. Se trata de una clase de contabilidad que mira exclusivamente al interior de la firma y sirve para uso interno.

Algo que creemos importante tener en cuenta, llegados a este punto, es que este tipo de contabilidad no resulta imperativo al interior de las empresas. Así es: si bien –como habrás visto en otros posts de nuestra autoría- existe una serie de parámetros contables que se rigen por normas internacionales, y que toda firma debe considerar, hay otras cuestiones que son de índole optativa.

Así, la contabilidad administrativa no tiene por qué ser desplegada por una organización si esta no lo considera necesario o bien si no cuenta con los recursos básicos para hacerlo (por ejemplo, tiempo o personal). Sin embargo, consideramos que siempre que resulte viable, debería ser tenida en cuenta como parte importante de la gestión empresarial. Permite saber si las cosas se están haciendo bien y si las acciones están orientadas al satisfactorio cumplimiento de los objetivos previstos en el plan organizacional.

libros de contabilidad administrativa
Importancia de la contabilidad administrativa

Pero para ir cerrando, diremos que en el presente subtítulo has descubierto una noción del término “contabilidad administrativa” y las razones que nos llevan a afirmar que se trata de un componente crucial para el exitoso devenir de cualquier organización.

Ahora puedes pasar a la próxima sección para conocer, de forma detallada, las principales características y rasgos de esta orientación contable.

Contabilidad administrativa: características

Tal como explicamos en el apartado anterior, la contabilidad administrativa (o “administración gerencial”) se encarga de brindar documentos informativos basados en métodos contables para ayudar a la gerencia a diseñar políticas de planificación y monitoreo que permitan a la compañía funcionar adecuadamente. Ahora que ya contamos con una definición concreta, veamos, entonces, las principales características de esta clase de contabilidad:

  • Ofrece valiosa información sobre el desempeño de la compañía en sí misma y con respecto al medio.
  • Permite la eficiente toma de decisiones a través del aporte de informes detallados y precisos.
  • Está basada en datos surgidos del registro contable de las operaciones de la firma.
  • Se interesa por los detalles de las áreas que conforman la empresa, como por ejemplo su equipamiento, actividades e inventarios.
  • Crea, prueba y mejora distintas políticas empresariales para que la entidad funcione óptimamente.
  • Tiene en cuenta el 100% de los departamentos de la firma, reconociendo los que resultan eficientes y los que son deficientes.
  • Planifica y registra las operaciones de cada día.
  • Conoce al dedillo el coste de cada proceso y producto de la firma para conseguir la mejor rentabilidad posible dentro del nicho de mercado.
  • La contabilidad administrativa mira al futuro y por eso prevé el rumbo a tomar por la organización.
  • No se encuentra regulada por las NIC, así es como se puede amoldar a los requerimientos específicos de cada empresa.
  • Considera mayormente datos cualitativos y costes a la hora de analizar las decisiones a tomar.
  • Toma la información que produce para elaborar estimaciones sobre el futuro de la organización.
  • Se vale de una amplia variedad de campos del saber para complementar e interpretar los datos presentados (economía, estadística, ingeniería de procesos, finanzas, etc.).
  • Intenta presentar soluciones concretas a los diversos problemas de la entidad.
  • Permite un diseño adaptativo, debido a que no se rige por estándares como las Normas Internacionales de Contabilidad. Muchos de sus rasgos pueden variar y así amoldarse a los requerimientos de cada entidad.
  • Brinda herramientas de comparación entre el pasado de la empresa y su momento presente. Además, con respecto a la actualidad también permite anticipar el futuro.
  • La información que otorga es de uso exclusivo de los miembros de la empresa y no puede trascender hacia el afuera. Sirve únicamente para echar luz sobre los procesos que tienen lugar dentro de la entidad y constatar el cumplimiento o no cumplimiento de pequeñas metas en función de los grandes objetivos de la firma.
  • Integra datos provenientes de otras fuentes de consulta como lo son los estados contables o el balance general.

Evidentemente, la calidad de las decisiones de la empresa –sea esta pequeña, de mediano tamaño o grande- está determinada por la información administrativo-contable que se posea; por eso, para que una entidad se desarrolle satisfactoriamente y logre el cumplimiento de sus fines, tiene que gozar de un excelente sistema informativo.

Sin lugar a dudas, la contabilidad administrativa representa la herramienta idónea para trabajar sobre estos aspectos de la gestión organizacional. Por eso, podemos afirmar con total certeza que se trata de un componente elemental dentro de la planificación, y que vale la pena invertir aunque sea un mínimo de recursos en ella.

ejemplos de contabilidad administrativa
¿Cómo llevar la contabilidad administrativa?

En resumen, ya ves que la contabilidad administrativa posee una serie de rasgos específicos que la llevan a distinguirse de otros tipos de contabilidad y a gozar de un lugar especial en la gestión empresarial. Ahora que conoces sus principales características, estás preparado para pasar a la siguiente sección, donde te mostramos una selección de ejemplos concretos en los cuales se ve plasmada.

Ejemplos de contabilidad administrativa

De nada serviría que nos quedáramos en las lejanías teóricas sin acercar este tema a tu realidad de todos los días. Por eso, en el presente apartado te mostramos algunos ejemplos específicos de la contabilidad administrativa. Se trata de casos problemáticos que presentan las operaciones de la empresa y cuestiones de gestión relacionadas, que tú mismo puedes resolver para practicar.

Tranquilo, pues en todos los casos damos el enlace directo a la consigna y a su correcta resolución, para que puedas checar fácilmente si has hecho bien el ejercicio. Lo que queremos es que puedas consolidar este tópico y verificar de qué manera se plasma en la realidad cotidiana de cualquier organización.

Aclaramos que todos los enlaces que hemos provisto son gratuitos, contienen información actualizada y han sido verificados por nuestro equipo de expertos. Aspiramos a garantizarte, en cada momento, un acceso privilegiado a la mejor información. No te sientas -por otra parte- mal por tener que recurrir a ejemplos concretos y ejercicios que te permitan comprender mejor el tema; pues esta es la estrategia por excelencia para aclarar cualquier duda y terminar de consolidar los saberes que hemos expuesto.

Pero vayamos un poco más allá y no nos limitemos únicamente a la práctica; intentemos ilustrar situaciones concretas del tipo de contabilidad que estamos analizando. Como ejemplo concreto de para qué sirve la contabilidad administrativa, podríamos decir que dada una situación X (pongamos por caso, un retraso en el pago de la cuota de un préstamo a una entidad bancaria) esta orientación propone distintas alternativas de solución y selecciona la más acertada (por ejemplo, acordar un plan de pago con mayores plazos o liquidar la cuota para evitar problemas, a pesar de contar con menos flujo de dinero).

Por otra parte, al conocer mejor que ningún otro sector los costes reales de cada proceso y producto, puede proponer estrategias que permitan su adecuada gestión. La contabilidad administrativa es capaz de determinar cuánto cuesta producir un artículo de consumo masivo y otro de lujo, destinados a distintas franjas del mercado, e implementar técnicas de reducción de coste para el primero (cuyo mayor atractivo es el precio). Puede ser diseñar un packaging con materiales más económicos o reducir el tamaño del paquete levemente, como así también, bajar la cantidad de producto ofrecido.

Otro ejemplo concreto en el cual se ve plasmada la contabilidad administrativa es la provisión de informes a las diversas áreas de actividad. Se realizan auditorías internas y controles de procesos en cada sector, y luego se elaboran informes especializados para decirle, al encargado de cada departamento, qué aspectos están “flojos” (pongamos por caso, hay mala comunicación entre los empleados o la jornada laboral no resulta productiva a la hora de alcanzar metas a corto plazo), como así también qué puntos son fuertes (por ejemplo, hay una excelente división de tareas).

Con respecto a la toma de decisiones (que es crucial en cualquier entidad), la contabilidad de tipo administrativo permite realizar un análisis profundo de la situación particular en la cual se halla la empresa; seguidamente, contemplar las opciones de elección que se presentan para ese caso; en tercer lugar, decidir de manera fundamentada qué acción o medida desplegar.

A modo de resumen, podemos decir que en este artículo hemos pasado revista a las principales características de la contabilidad administrativa, su importancia al interior de cualquier empresa y una serie de ejemplos de su aplicación práctica en la realidad. Esperamos, así, haber sido exhaustivos en el tratamiento de la información y que no te haya quedado ninguna duda. Nuestra principal meta es que tengas a mano todos los datos que necesitas, a partir de una fuente de datos confiable y segura.

contabilidad administrativa qué es
Concepto de “contabilidad administrativa”

De cualquier manera, tienes a tu disposición la caja de comentarios aquí debajo por si deseas plantear algún interrogante o dejar una opinión personal. Estaremos encantados de leerte y de contarte entre nuestros seguidores. De esta forma nos es posible mejorar y crecer en comunidad, día tras día. ¡Hasta la próxima!

Fuentes

  • Ramírez Padilla, David Noel (2013) Contabilidad administrativa. México: McGraw Hill.
  • Varas, Víctor Alberto (2011) Contabilidad conceptual y práctica para todos. España: Errepar.