Skip to content
10empresa

Demanda inelástica: definición, factores que influyen y ejemplos

Demanda inelástica

La demanda inelástica es cuando la demanda del comprador no cambia tanto cuando el precio cambia. Esta situación ocurre típicamente con los productos y servicios domésticos cotidianos.

Cuando el precio aumenta, las personas comprarán la misma cantidad del bien o servicio como lo hacían antes del aumento porque sus necesidades siguen siendo las mismas. Existe una situación similar cuando hay una disminución en el precio ya que las personas continuarán comprando el producto o servicio, dado que lo necesitan.

La fórmula de elasticidad está dada de la siguiente manera:

Elasticidad = Cambio porcentual en la demanda / Cambio porcentual en el precio

Definición de la demanda inelástica

La relación entre precio y demanda se describe por la elasticidad de la demanda. Como norma, los productos y servicios se hacen más caros por un aumento de precio.Los compradores buscan alternativas más baratas y así la demanda del producto y servicio disminuyen.

En el caso inverso de una reducción de precio, las opciones alternativas se vuelven más caras, por lo que resulta más atractivo para el comprador adquirir el producto al precio más bajo. Por lo tanto, las reducciones de precios generalmente conducen a una mayor demanda. La elasticidad se muestra en la curva de demanda, en la que el precio y la demanda están relacionados entre sí.

Demanda inelástica
Demanda inelástica

Sin embargo, hay una serie de productos en los que esta dependencia de la demanda con respecto al precio no es particularmente pronunciada, es decir, inelástica.

Un ejemplo clásico es el alimento básico. Todo ser humano necesita solo una cierta cantidad. Si el precio baja, esto generalmente no significa que se compre mucho más porque no hay necesidad de cantidades mayores. A la inversa, sucede con un aumento de precio que sólo ocasiona una disminución de venta relativamente pequeña, porque la necesidad debe seguir cumpliéndose.

Los factores que afectan la elasticidad

Hay tres factores principales que influyen en la elasticidad precio de la demanda de un bien y se detallan a continuación.

Disponibilidad de sustitutos

En general, mientras más sustitutos buenos haya, más flexible será la demanda. Por ejemplo, si el precio de una taza de café subiera $ 0.25, los consumidores podrían reemplazar su dosis de cafeína matutina por una taza de té fuerte.

Esto significa que el café es un bien elástico porque un pequeño aumento en el precio causará una gran disminución en la demanda a medida que los consumidores comienzan a comprar más té en lugar de café.

Sin embargo, si el precio de la cafeína en sí subiera, probablemente veríamos pocos cambios en el consumo de café o té porque puede haber pocos sustitutos buenos para la cafeína.

La mayoría de las personas en este caso podrían no estar dispuestas a renunciar a su taza de cafeína de la mañana sin importar el precio. Diríamos, por tanto, que la cafeína es un producto inelástico.

Si bien un producto específico dentro de una industria puede ser elástico debido a la disponibilidad de sustitutos, toda una industria tiende a ser inelástica. Por lo general, los bienes únicos, como los diamantes, son inelásticos porque tienen pocos sustitutos o ninguno.

Necesidad

Como vimos anteriormente, si se necesita algo para la supervivencia o la comodidad, la gente continuará pagando precios más altos por ello.

Productos necesarios
Productos necesarios

Por ejemplo, las personas necesitan ir al trabajo o conducir por cualquier número de razones. Por lo tanto, incluso si el precio del gas se duplica o incluso se triplica, la gente todavía tendrá que llenar sus tanques.

Tiempo

El tercer factor influyente es el tiempo. Si el precio de los cigarrillos sube $ 2 por paquete, lo más probable es que un fumador con muy pocos sustitutos disponibles continúe comprando sus cigarrillos diarios. Esto significa que el tabaco es inelástico porque el cambio en el precio no tendrá una influencia significativa en la cantidad demandada.

Sin embargo, si ese fumador descubre que no puede gastar los $ 2 extra por día y comienza a dejar el hábito durante un período de tiempo, la elasticidad del precio de los cigarrillos para ese consumidor se vuelve elástica a largo plazo.

Ejemplos de demanda inelástica

Existe una demanda inelástica cuando el precio de un servicio o producto aumenta, pero la demanda apenas cambia.

Por ejemplo si el precio de un producto se incrementa en un 20 por ciento y, como resultado, la demanda se reduce solo en un 2 por ciento, la demanda es inelástica.

Otro ejemplo de demanda inelástica es el precio de la gasolina. Incluso si estos aumentan significativamente en el precio, la demanda disminuye solo ligeramente. Esto puede explicarse por el hecho de que muchas personas dependen de su automóvil y, por lo tanto, tienen que aceptar el aumento de precio.

Las reducciones de precios también tienen poco efecto sobre la demanda. Si el precio de la gasolina o la electricidad cae, la demanda apenas aumentará.

Las demandas inelásticas siempre se pueden observar cuando los consumidores tienen una necesidad urgente del activo y no se pueden encontrar sustitutos. El pan sería un buen ejemplo de esto. Incluso si los precios se duplicaran de la noche a la mañana, la demanda no se detendría del todo, sino que podría bajar ligeramente.

Debido a que casi no hay sustitutos para el pan, a pesar de que los consumidores podrían cambiar a galletas. Además, los consumidores deben adquirir pan para poder alimentarse, por lo que apenas pueden evitar el aumento de precio.

Tipos de demanda
Tipos de demanda

Elasticidad de ingresos de la demanda

La elasticidad ingreso de la demanda es la cantidad de ingreso disponible para gastar en bienes y servicios. Esto también afecta la demanda, ya que regula la cantidad que la gente puede gastar en general.

Por lo tanto, si el precio de un automóvil sube de $ 250,000 a $ 300,000 y el ingreso permanece igual, el consumidor se ve obligado a reducir su demanda de ese automóvil.

Si hay un aumento en el precio y no hay cambios en la cantidad de ingresos disponibles para gastar en el bien, habrá una reacción elástica en la demanda: la demanda será sensible a un cambio en el precio si no hay un cambio en los ingresos.

De ello se deduce, entonces, que si hay un aumento en los ingresos, la demanda en general también tiende a aumentar. El grado en que un aumento en el ingreso causará un aumento en la demanda se denomina elasticidad del ingreso de la demanda.