Skip to content
10empresa

Mercado de competencia perfecta: condiciones, realidad y ejemplos

mercado de competencia perfecta

El mercado de competencia perfecta es una teoría económica cuyo enfoque no se puede encontrar en la economía real. Incluso si algunos mercados muestran paralelos, la economía real se caracteriza por el hecho de que los proveedores desean ofrecer las más altas calidades y condiciones posibles a los compradores para anular a otros proveedores a largo plazo.

Para que se cumpla la condición de mercado de competencia perfecta, se deben cumplir ciertas condiciones. Tanto la oferta como la demanda están equilibradas en este mercado. Se supone que siempre hay suficientes compradores que quieren comprar el producto. Esto supone al mismo tiempo que el proveedor no tiene que ir por debajo de su umbral de precio, porque la demanda es lo suficientemente alta de forma permanente.

Un mercado de competencia perfecta ocurre cuando:

  • Un gran número de compradores y proveedores están presentes en el mercado.
  • El producto es homogéneo, lo que significa que todos los proveedores ofrecen el mismo bien sin diferencias.
  • Ningún proveedor o comprador tiene el poder suficiente para influir en el precio de mercado (poder de negociación)
  • El mercado es transparente. Esto significa que cada proveedor sabe todo sobre los compradores y cada cliente sabe todo sobre proveedores, y ambos saben el precio negociado en el mercado.

Condiciones para un mercado de competencia perfecta

La competencia perfecta presupone que ninguna empresa involucrada en el mercado puede tener poder de mercado y que ninguna compañía tiene una influencia notable en los precios del mercado. Además, una condición que debe cumplirse es que debe ser un producto homogéneo.

Esto significa que los productos de los distintos proveedores son casi idénticos para los clientes y, por lo tanto, son comparables. No muchos productos cumplen con esta condición. Una excepción podría ser, por ejemplo, la gasolina. Dado que la calidad del combustible de una variedad es siempre la misma, no le importa al cliente donde compra el producto. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los productos no son homogéneos, por ejemplo, porque hay diferencias en la calidad.

Mercado de competencia perfecta
Mercado de competencia perfecta

El mercado perfecto se define por un estado de igualdad u homogeneidad de algunos factores:

  • bienes homogéneos y comparables
  • precios inmutables
  • variedad de proveedores y compradores.
  • perfecta transparencia del mercado

Productos homogéneos y comparables: para los productos ofrecidos, el enfoque significa que no difieren en calidad. Cada producto de un tipo es como el otro. La propiedad de la igualdad de un tipo de productos está en contraste con la teoría en los inicios también en los mercados reales. Existen paralelismos con respecto al petróleo y metales preciosos de la misma pureza.

Precios inmutables: el precio ofrecido es idéntico para los productos de la misma calidad. Aquí es necesaria una relación urgente con la uniformidad y homogeneidad de las empresas, ya que además del precio y la calidad de la mercancía, también intervienen otros factores. Los procesos internos, el marketing y las reacciones al comportamiento del mercado también deben ser idénticos.

Variedad de proveedores y demandantes: un factor en el mercado perfecto es la demanda. Esto es constante y uniforme. El producto se retira en la cantidad producida. La oferta también juega un papel importante: los cuellos de botella que podrían causar un aumento en el precio son inexistentes. La cantidad de proveedores y consumidores es lo suficientemente grande como para que las fluctuaciones de uno o ambos lados no tengan influencia.

Transparencia perfecta del mercado: un factor final que debe cumplirse es la transparencia del mercado en todos los niveles. Todos pueden comprender en qué etapa del producto final o qué materia prima cuesta más. Las empresas también tendrían que reaccionar ante los acontecimientos del mercado.

Mercado
Mercado

Realidad de la competencia perfecta

Dado que solo se puede hablar de competencia perfecta, si todas las condiciones que acabamos de mencionar se cumplen invariablemente y de manera plena, este modelo puede describirse como muy lejos de la realidad. En realidad, básicamente no sucedería. Mucho más es un modelo teórico, un ideal.

Las divisas y el comercio de acciones son las únicas áreas donde se cumplen algunos factores. Ciertas diferencias siguen presentes, por lo que las bolsas de valores y los mercados de divisas no pueden entenderse absolutamente como mercados competitivos perfectos.

Incluso en mercados con precios fijos, no hay un estado de competencia perfecta, ya que las empresas quieren influir en su posición en el mercado y la calidad de los productos ofrecidos varía.

Ejemplos de competencia perfecta

Como se mencionó anteriormente, la competencia perfecta es una construcción teórica y no existe en la realidad. Como tal, es difícil encontrar ejemplos reales de competencia perfecta, pero hay variantes presentes en la sociedad cotidiana.

Considera la situación en el mercado de un agricultor, un lugar caracterizado por un gran número de pequeños vendedores y compradores. Por lo general, hay poca diferenciación entre los productos y sus precios de un mercado a otro. La procedencia del producto no importa en tales casos y hay muy poca diferencia en el empaque o la marca de los productos.

Por lo tanto, incluso si una de las granjas que producen bienes para el mercado deja de operar, esto no afectará los precios promedio. La situación también puede ser relativamente similar en el caso de dos supermercados que compiten entre sí, que almacenan sus pasillos en el mismo grupo de compañías. Nuevamente, hay poco para distinguir los productos entre ambos supermercados y su precio sigue siendo casi el mismo.

Negocios
Negocios

Otro ejemplo de competencia perfecta es el mercado de productos sin marca, que cuenta con versiones más baratas de productos conocidos. Las imitaciones de los productos generalmente tienen un precio similar y hay poco para diferenciarlas entre sí. Si una de las firmas que fabrica un producto de este tipo deja de operar, es reemplazada por otra.

El desarrollo de nuevos mercados en la industria de la tecnología también se parece en cierta medida a la competencia perfecta. Por ejemplo, hubo una proliferación de sitios que ofrecen servicios similares durante los primeros días de las redes sociales. Ninguno de ellos tenía una cuota de mercado dominante y los sitios eran en su mayoría gratuitos.

Constituían vendedores en el mercado, mientras que los consumidores de esos sitios, que eran principalmente jóvenes, eran los compradores. Los costos iniciales para las empresas en este espacio fueron mínimos, lo que significa que las empresas nuevas pueden entrar y salir libremente de estos mercados. Las tecnologías, como PHP y Java, eran en gran parte de código abierto y estaban disponibles para todos. Los costos de capital, en forma de bienes inmuebles e infraestructura, no eran necesarios.