Skip to content
10empresa

Estrategia corporativa: definición y elementos

estrategia corporativa concepto

Ciertamente, para montar un negocio con éxito y lograr que perdure en el tiempo, no basta con la buena voluntad y un producto de primera necesidad. Nada de eso. Para vender hacen falta muchas estrategias de distinta naturaleza; y hoy hablaremos sobre una de las fundamentales, que es la estrategia corporativa. ¿En qué consiste y cómo se desarrolla? Chécalo en este post.

Te damos la información de avanzada que estabas esperando poder consultar. Contamos con la asesoría de un grupo de profesionales en temas de empresas, economía, finanzas, administración y organización para traerte data concreta, de buenas fuentes, verificada. Todo lo que necesitas está aquí: ¡deja de perder tiempo buscando en otras páginas web!

Aquí hablaremos acerca de la definición de “estrategia corporativa”, cuáles son sus características esenciales, qué elementos fundamentales posee y cómo desarrollarla de forma integral para garantizar el éxito de un negocio. ¡No se puede pedir más!

¿Qué es la estrategia corporativa?

Intentaremos responder esta pregunta con una definición acotada del término, para que en cuestión de segundos tengas en claro de qué se trata. No demos vueltas y vayamos al grano con la delimitación conceptual que estás precisando.

Como seguramente sabes, una estrategia consiste en un método para alcanzar un objetivo; es una serie de pasos que se deben cumplir de forma precisa y secuenciada hasta llegar a donde se desea llegar. Al mismo tiempo, la palabra “corporativa” hace referencia a las corporaciones, es decir, las organizaciones; en este caso, a las empresas. Así, ya tenemos una primera idea de la expresión “estrategia corporativa” a través de la definición de las palabras que la integran.

Pero pongámonos un poco más técnicos. Dentro del mundo empresarial, por este concepto entendemos el plan que tiene que diseñar la sección directiva de la empresa al iniciar un proyecto nuevo para orientar a los trabajadores, concretar las tareas a realizar, cumplir con las obligaciones adquiridas y en definitiva, alcanzar los objetivos planteados. En definitiva, la estrategia corporativa es aquella que marca la pauta y define el desarrollo a futuro de una entidad. De hecho, de su correcto diseño y puesta en marcha depende –en mucho- el éxito de una organización.

Sin lugar a dudas, diseñar adecuadamente este tipo de estrategia representa un complejo desafío y una gran responsabilidad; la tarea demanda un fuerte compromiso por parte de los agentes que desarrollan la planificación estratégica de la empresa. Piensa que el plan estratégico guía y define, nada más ni nada menos, que el desenvolvimiento de una empresa durante los próximos 2-5 años.

Aquí la premisa esencial es que el 100% de los miembros de la compañía se informen y trabajen en armonía para garantizar el correcto desarrollo de los proyectos que proponga la firma. Cada empleado tiene que entender perfectamente qué se espera de él y qué debe hacer para lograrlo. Es por eso que existe una serie de elementos fundamentales que integran la estrategia corporativa en su conjunto, y que marcan la pauta de lo que se debe considerar al momento de realizar la planificación empresarial.

estrategia corporativa características
Ejemplos de una buena estrategia corporativa

En el siguiente apartado podrás conocer cuáles son tales elementos; los nombramos y los explicamos uno a uno, para que puedas dominarlos y aplicarlos en tu propio negocio.

Elementos de la estrategia corporativa

Como siempre afirmamos en nuestros artículos, nos gusta ir a lo práctico. Por eso, lejos de quedarnos en las nubes de la teoría, bajamos a la realidad y te proponemos checar un listado concreto de características propias de la estrategia corporativa al interior de las empresas.

  • Objetivo u objetivos: se trata de las metas propias de la empresa. Existen objetivos a corto, mediano y largo plazo dependiendo de si se relacionan con los propios trabajadores, con su sector o con la organización en general.
  • Misión: tal vez no lo sabías, pero consiste en la especificación del propósito y razón de existencia de la entidad. La expresión tiene que ser breve, simple y concreta para que todos los miembros de la planta la comprendan y recuerden.
  • Visión: se trata de explicar cuál es el rumbo de la organización, qué aspiraciones tiene, adónde quiere llegar y en qué se quiere convertir con el transcurso del tiempo.
  • Valores: integran un conjunto de principios que guían el quehacer institucional; se relacionan con cuestiones de ética profesional, costumbres, creencias y modos de ser-actuar que deben ser respetados por cada nuevo trabajador que se incorpora a la firma.
  • Comunicación: sin lugar a dudas, no puede haber una estrategia corporativa eficaz si no hay una comunicación eficaz al interior de la empresa y con el afuera. Es importantísimo saber transmitir de manera clara y concisa a toda la planta cuáles son los objetivos a alcanzar, qué estrategias se deben aplicar y bajo qué normas se tiene que actuar en cada situación.
  • Supervisión: todas las estrategias que se implementen dentro de una organización deben contar con un seguimiento, para constatar que se estén usando adecuadamente y que estén generando los resultados previstos.
  • Evaluación: ¿los métodos implementados han dado los resultados previstos? ¿Es necesario hacer correcciones? ¿Hay logros que se pueden optimizar todavía más? Las respuestas a estas preguntas se obtienen por medio de la evaluación de las estrategias que hayan sido aplicadas dentro de la compañía.

Ya ves que la estrategia corporativa no puede ser entendida como un elemento unívoco, sino que se compone de varios elementos que actúan de manera coordinada entre sí. Entonces, podemos comprender este concepto desde múltiples puntos de vista, aunque no debemos soslayar ninguno de ellos y sí adoptar una perspectiva abarcadora, integral.

estrategia corporativa diseño
Cómo diseñar la estrategia corporativa

Si bien, llegados a este punto, debemos ir despidiéndonos por razones de tiempo, te proponemos continuar profundizando en la cuestión consultando este link. Ahora que conoces en qué consiste la estrategia corporativa y cuáles son sus principales elementos ¿te sientes listo para aplicarla en tu propio negocio? Cuéntanoslo en los comentarios; nos encanta poder leer sobre las experiencias de nuestros seguidores.

Fuentes

  • Carnegie, Dale et al. (2003) Estrategias de ventas ganadoras. Buenos Aires: Sudamericana.
  • Stutely, Richard (2014) Cómo elaborar un plan de negocios. México: Trillas.