Skip to content
10empresa

Checa qué es el reglamento interno de una empresa

Reglamento interno de una empresa: características

Si crees que las normas son esenciales para poder convivir, más todavía si se trata de una relación laboral, no te puedes perder de este post. Aquí hablamos sobre el reglamento interno de una empresa: cuál es su utilidad a la hora de regular las relaciones empresariales, qué importancia tiene, cuáles son sus partes principales y mucho más.

Déjate asesorar por los verdaderos profesionales en el área. Ponemos a tu disposición información verificada y actualizada, junto a los mejores consejos y recomendaciones, para que puedas aprender mucho sobre este tema y luego llevarlo a la práctica. ¡No te muevas de la pantalla y continúa leyendo!

¿Qué es el reglamento interno de una empresa?

Como seguramente sabes, llamamos “reglamento” a aquel grupo de normas, permisos, prohibiciones y mandatos que se dirige a regular el comportamiento de un individuo o varios en un ambiente X. Por ejemplo, hay reglamentos dentro de las instituciones educativas y también dentro de las empresas.

Específicamente, el reglamento interno de una empresa es aquel haz de regulaciones dentro de una organización fabril o comercial que apunta a controlar la conducta y las relaciones de los empleados de una entidad empresarial. Dado que, como en cualquier otra sociedad, es necesario convivir y trabajar en armonía, este conjunto de reglas se considera fundamental para que la firma pueda desplegar sus actividades de manera eficaz.

Como seguramente sabes, una empresa está constituida por recursos de distinto tipo: de capital, tecnológicos, materiales, humanos. En la administración de estos últimos, cualquiera sea el tamaño de la entidad, es fundamental crear una serie de ordenamientos que garanticen una realización armónica de las tareas planificadas.

De hecho, el reglamento interno de una empresa es considerado, por muchos, el punto de partida de cualquier relación laboral. Difiere del contrato de trabajo, porque en este se especifican ítems vinculados específicamente a las tareas del nuevo trabajador dentro de la compañía y las condiciones bajo las cuales las realizará; en cambio, el reglamento da cuenta de las directrices que rigen la convivencia entre todos los miembros de la organización.

Se trata de un documento básico para que se desenvuelvan correctamente las relaciones entre los altos mandos, los encargados de cada sector y los operarios o empleados de una compañía. En él quedan especificadas todas las reglas que hacen al funcionamiento interno de la entidad y los parámetros de conducta a seguir, lo cual puede ser útil a la hora de solucionar conflictos o aplicar sanciones.

¿Qué informaciones tiene que incluir, sí o sí, este documento? En el siguiente apartado te damos algunas orientaciones para su confección.

Reglamento interno de una empresa cómo crearlo
Contenido del reglamento interno de una empresa

Cómo crear el reglamento interno de una empresa

Por supuesto, todas las empresas son diferentes; cada una tiene sus propias necesidades y objetivos. En este sentido, no existe una única fórmula o una receta mágica para confeccionar el reglamento interno de una empresa; pero sí hay lineamientos comunes que suelen seguir todas las entidades al momento de su creación. Veamos brevemente algunas recomendaciones a tener en cuenta para elaborarlo:

  • Crear primero un reglamento general y luego los específicos: dependiendo del tamaño de la empresa, puede ser necesario crear reglamentos por áreas. Por ejemplo, un haz de normativas relativas a las ventas, la producción, las finanzas, los recursos humanos, etc. Sin embargo, es aconsejable redactar primero una normativa de carácter general y hacerla extensiva a toda la planta.
  • Incluir las normativas relativas al régimen de asistencia y cumplimiento de horarios.
  • Explicitar tanto los derechos cuanto las obligaciones de los empleadores y los empleados.
  • Mencionar las medidas disciplinarias y sanciones plausibles de ser aplicadas, como así también las situaciones que las ameriten.
  • Prever reglas sobre el mantenimiento, trato y preservación de los activos empresariales.
  • Hacer hincapié en las reglas de conducta y el comportamiento que debe regir las relaciones entre los trabajadores y sus superiores.
  • Especificar la manera de solicitar licencias y permisos especiales, como así también otros beneficios derivados de la relación laboral.
  • Mencionar especificaciones acerca del trato y protocolo con clientes y proveedores.
  • No olvidar apuntar reglas con respecto a visitas de personas ajenas a la empresa dentro del horario de trabajo.
  • Tener en cuenta otros códigos de convivencia que podrían hacer a la naturaleza propia de la actividad empresarial que se lleve a cabo.

A pesar de las numerosas recomendaciones que hemos brindado, queremos aclarar que lo más acertado es confeccionar un documento preciso, breve y claro; mientras más conciso sea, mucho mejor. De esta manera será más sencilla su lectura y su memorización por parte de todos los miembros de la firma.

Luego de haber terminado la primera versión del reglamento interno de una empresa, este tiene que ser revisado en cada uno de sus puntos para evitar errores u omisiones. Por otra parte, es una buena medida ponerlo a discusión con los altos mandos de la compañía para que cada quien pueda aportar sus sugerencias. Con certeza, una única persona del sector de Recursos Humanos no podrá ser capaz de prever por sí misma todos los aspectos a tener en cuenta.

Componentes del reglamento interno de una empresa
Usos del reglamento interno de una empresa

Una vez que ha sido obtenida la versión final del reglamento, la misma tiene que ser difundida entre todos los miembros de la entidad para que nadie se quede sin conocerlo. En algunos casos, es necesario esperar la aprobación del Ministerio de Trabajo o de alguna otra entidad gubernamental para que emita su dictamen sobre el documento. De todos modos, aclaramos que este paso no es obligatorio en todos los países y jurisdicciones, sino que solo se da según el caso.

Pues bien, ya va siendo hora de cerrar este artículo. Ahora ya conoces en qué consiste el reglamento interno de una empresa y qué datos debería incluir. También hemos hablado de su importancia y sus fundamentos en las compañías actuales (sobre todo, aquellas que son de mayor envergadura). ¿Te ha sido útil esta información? ¿Quieres aportar algún dato extra que no hayamos consignado? Estás invitado a dejar tu comentario aquí abajo del post.